Llamados a Crecer


Mas el Fruto del Espíritu Es…Fidelidad Gálatas 5.22-23

01.11.2015 19:16

                 

 INTRODUCCION. Jesucristo dijo, No son del mundo.  Para poder entender esta frase y vivir en anhelo de Cristo, debemos comprender que somos seres espirituales, no humanos, fuimos creados por Dios y para Dios, estamos aquí para prepararnos para un encuentro espiritual, se nos ha hecho costumbre gobernarnos desde la perspectiva humana y no espiritual y es que por eso  batallamos  Pablo nos dice, “Que no nos moldemos a este mundo, sino que cambiemos nuestra forma de pensar, pensar espiritualmente, vivir en el espíritu, buscando agradar a Dios en nuestra vida”

El fruto que corresponde,  forma parte del grupo que nos ayudará a formar nuestro carácter, que nos ayudará a triunfar sobre la debilidad, la impulsividad y la pereza.  Fe Mansedumbre y Templanza. Podemos vencer la indecisión, testarudez, deseos malsanos permitiendo que la fidelidad comience a gobernar cada área de nuestra vida y esto es posible cuando pensamos desde la óptica espiritual.

LA FE, COMO COMPRENDERLA ANTE ESTE MUNDO

A.      Tenemos la fe confesional, que nos permite poner nuestra confianza en Cristo para nuestra salvación y vivir confiando en torno a Cristo cada día

B.      Tenemos la fe como un don otorgado por el Espíritu Santo para el ejercicio de la Iglesia ante las diversas circunstancias donde se requiere el don de fe.

C.      Tenemos la fe, la cual se traduce como fiel, fidelidad y es el que nos permite ser leales, fieles, personas en quien se puede confiar, firmes, perseverantes.

D.      Este fruto es relevante, pues  “El criterio que Dios usará para juzgar a la Iglesia no será el éxito de ésta, sino su fe. “Bien, buen siervo y fiel” Mateo 25.21

E.       Nuestro problema es que estamos enfrentando a un mundo desleal, a un mundo que le es fácil faltar a su palabra, que nos estamos acostumbrando a no ser constantes, fácil rompemos con palabra, con compromisos. Rompemos tratos, acuerdos, convenios,  actas, nos levantamos de la mesa y ya, dejamos tirados trabajos, acuerdos por nuestra indecisión, pereza, por falta de carácter

F.       En la porción de Mateo 25, Jesús esta alabando a los que son dignos de confianza y los llamo buenos y fieles. ¿No anhela usted escuchar estas palabras?  Ser personas dinámicas, capaces, participativas, espirituales ¿pero leales?

ENTENDAMOS UN POCO LA FIDELIDAD

A.      Primero entendamos el Dios que tenemos “De generación a generación hare notoria tu fidelidad con mi boca”Salmo 89.1  Lugo el profeta Jeremías exclama. “Nuevas son cada mañana, (misericordias)  grande es su fidelidad, mi porción es Jehová dijo mi alma (3.23-24)                                                                                    --Que consuelo y esperanza para nuestra alma es saber que tenemos un Dios fiel a su presencia, palabra y nos podemos poner de pie cada día y saber que El esta ahí. Somos realmente bendecidos al experimentar la fidelidad de Dios en nosotros. 

B.      Entendamos la palabra fidelidad, Pablo dice, “Esto encarga a hombres fieles”  las cosas se hacen con perseverancia gracias a las mujeres y hombres fieles.                      

 ---La palabra fidelidad se define, lealtad, confianza e inmutabilidad ésta es característica de la persona de confianza,  La fidelidad y lealtad hacia Dios implica también lealtad y fidelidad entre los hermanos, siendo la fidelidad el fundamento que controla y sostiene la vida de la Iglesia. Y cualquier comunidad requerimos de personas de confianza, personas leales, personas fieles en el matrimonio, en la familia,                                                            ---la inconstancia, la falta de confianza y la falta de responsabilidad ha limitado nuestro mundo, la fidelidad es el horno de fuego de nuestro carácter.

Para esto necesitamos confrontar algunos vicios que  destruyen el carácter

1.       El cansancio, producto del exceso de trabajo, falta de estimulo, esto puede golpear la fidelidad,

2.       La pereza, mientras que el cansancio es asunto físico, la pereza es asunto mental. “no tengo ganas de hacerlo” 

3.       La perdida de esperanza “para que lo hago” ya perdí la esperanza ¿para que intentarlo?  Por eso es fruto del Espíritu.

4.       El dejar las cosa para después, es algo que mata la fidelidad “El mas al rato”

La apatía, el cansancio, la pereza,  terminan con nuestra fidelidad, es interesante el ofrecimiento que Dios nos brinda cuando estamos cansados, desanimados, despreocupados o sentimos lástima de nosotros mismos, El nos dice, Vengan a mi, yo los hare descansar, aprendan de mi, mi yugo es ligero y fácil de llevar”  para Jesús es fácil entender cuando nos hemos desalentado y esto esta afectando a nuestra fidelidad y por eso nos invita a poner nuestra vista en el cielo (Colosenses 3.1)  para que de esta forma el fruto sea algo natural en el hombre espiritual.

En Lucas 8.3 nos habla de un grupo de mujeres que fueron fieles. No hubo nada que les hiciera quebrantarse, ni las tinieblas de la cruz, ni el silencio de Cristo en la cruz, fueron fieles en guardar el día de reposo y su fidelidad les hiso madrugar (Lucas 23)   Estas mujeres nos deben inspirar a ser fieles, Decirle a Cristo, aun en tu silencio me encontraras en mi fidelidad y seré de confianza para otros. 

—————

Volver