Llamados a Crecer


Nuestros "Lazarillo"

11.04.2016 10:45

Cuando hemos sido tocados por la gracia de Dios, ésta no solo siembra expresiones de vida, sino que es suficiente como para transformarnos a favor de los más necesitados. Como creyentes y beneficiados de la gracia de Dios debemos comprender que ésta no se nos ha brindado porque hayamos hecho buenas obras, la gracia ha llegado a nosotros con el propósito de hacer buenas obras. No solamente tener un corazón compasivo como una virtud humana, la gracia va más allá de un corazón conmocionado por la adversidad de otro; la gracia acude, la gracia se acerca. 

La gracia de Dios nos permite contemplar a nuestros lazarillos que caminan junto a nosotros. Son lazarillos sin rostro, sin nombre, sin nacionalidad que pasan inadvertidos: El extranjero, el menesteroso, el huérfano, la viuda, el enfermo.      

Shalom.                                                                                                                                                                                      Pastor Pbro. Eduardo Carrillo.

—————

Volver